Bienvenido al mundo

– Hola, cómo estás? Tanto tiempo

– Bien y vos?

  Si hace mucho no hablamos

– Es que no te extraño… No extraño tu persona, tu presencia, ni tu ausencia. No me cambia en nada hablarte o no, pero hoy me sentí solo y quise llenar este momento con una conversación carente de interés en donde probablemente vos sola te ilusiones y yo me sienta un poco mejor por no estar tan solo…

Pero es otra mentira más, porque por hablarte sin querer te lastimo y no quiero eso, tampoco quiero verte ni saber que pasó que dejamos de hablar.

Me pasa que siento que hago todo medio mal, porque si por un lado me sale todo bien, otro aspecto de mi vida parece que se va a pique. Y no se lo cuento a nadie, pero vos estabas en línea, vos likeaste dos fotos mías en Facebook, vos me extrañabas… O te interesaba y yo te quería usar para llenar este vacío existencial, esta necesidad de calor humano, de un abrazo, de hacer nada con alguien más, de llenar un día de sol con la presencia de lo que sea, vos, un perro, una piedra… Te digo, creo que es la soledad.

Nos mintieron bastante y todos compramos el buzón de la conexión, 4G las pelotas, estamos cada vez más aislados. No te estoy hablando, te escribo mediante una pantalla, porque el teclado viene con la pantalla, en la pantalla, y vos venís con el aparato. Parece todo más fácil, pero si te tengo en frente esto no te lo digo ni en pedo, bueno en realidad… Sabes que si estoy borracho digo muchas cosas, pero nunca aprendí a chamuyar y menos a usar a las personas entonces no conocí el “chamuyicidio” solo sé que existe esto: sincericidio.

Y estas palabras no son mías, pero las voy a usar para decirle al mundo que hoy me sentí solo. Que mis amigos hacen cualquiera, que sus salidas no me divierten, que el boliche me parece una pelotudes( porque encaras a una mina, rebotas, te sentís mal; probas con otra, te puede salir bien, le pedís el celular y otra vez, volvés a empezar) que los que no están de novios, se están volviendo pelotudos con los años, que quiero hacer cosas diferentes, conocer gente interesante, tener contacto real, poder hablar con la gente, hacer reír a una mina con un chiste pedorro.

Algún día el mundo se iba a enterar: hoy me sentí solo y  soy un iceberg, pero no me quiero congelar con el tiempo.

Bienvenido a mi mundo. Creo que ya somos varios los que no entendemos a la gente que usa gente y la gente que quiere ser usada por esa gente.
El mundo de los que no.

realismo mágico Ω

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s