miraba

Cortito y al pie.

Conocen el juego de miradas a la perfección, solo ellos dos pueden jugarlo de esa manera. Es parte del plan maestro.

Llega, saluda desinteresadamente, y mira. Entonces finge no estar interesado, ella finge exactamente lo mismo, habla con otras personas mientras marea el vaso que tiene en sus manos, porque siempre tiene un vaso en la mano.

Se miran.

Se detiene el mundo, caen sobre almohadas de plumas, en nubes de algodón

Siguen haciendo como si no importara.

Alguno inicia una conversación para cortar, romper, destruir el hielo que en realidad nunca existió.

Ellos saben el juego.
Es como que el que mira primero pierde pero gana a la vez
Es como que hacen adivinanzas con los ojos

Mira, no mira, se miran a la vez

Alguno hace alguna cara, el otro sonríe

Se entiende

Se sobre entiende

Sigue el juego.

El universo y dos puntos. El universo y las miradas del universo. Ellos y las adivinanzas, el juego de siempre. No hablan. Hasta que

Como siempre al mismo tiempo todo lo dicen igual, es lo mismo, es un auto, es un camino, es un viaje, es todo. Es una chapita de una botella que vuela de un lado a otro, es un vaso que va bajando.

No se interesan. Fingen tan bien.

Se da todo tan natural, parte de la vida, es el todo.

El todo del universo escondido en los ojos del mundo, en sus ojos, en los nuestros, los que se esconden, se cierran, se abren y vuelven a jugar.

Jugar a encontrarse, a perderse.

Un día se van a mirar de la manera que siempre se quisieron mirar.

Por ahora es todo parte del plan maestro, del juego

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s