veo,veo

Era un viernes, de esos típicos de otoño, de colores naranjas, amarillentos, y medios rosados, de hojas caídas en calles empedradas. Un viernes de colectivos desaparecidos, de partidos de fútbol, de trenes demorados.

Tarde a todos lados, así era ella. Llego tarde a buscar a su hermanita al colegio, el parecido no se notaba de lejos, hasta que uno se acerca y les mira los ojos y las pecas que adornan sus cachetes, el pelo distrae. Pero si, un poco se parecen.

La grande le echaba la culpa al sistema, al partido, a los colectivos, a que se quedó leyendo para la facultad. A la pequeña poco le importaba.

Se dieron cuenta esperando el colectivo, que el transporte no se iba a hacer presente. Así que decidieron irse caminando a la estación de tren. Vieron a personas apostadas en la parada del bondi, se sintieron superiores por tomar la sabia decisión de buscar un transporte alternativo.

La mochila roja con rueditas traqueteaba en los adoquines de Victoria, la pequeña perseguía el apurado paso natural de su hermana, que poca atención prestaba a sus anécdotas escolares.

Una vez en la estación, subieron el puente que divide un andén del otro, que los separa y los une.

La pequeña escolar de cabellos rojizos insistía en jugar algún juego, era bastante difícil convencer a su hermana. Pero su persistencia le gano al mal humor de la mayor.

-Veo, veo

-Que ves?

-Una cosa

-Que cosa?

-Maravillosa

-No, maravillosa no, no me gusta esa palabra, pasa directo al color

-Color color… celeste

-Todo es celeste acá, el cielo, los carteles, todo

-Que cartel?

-Ese- dijo señalando el que indicaba el nombre de la estación

-Ganaste, te toca

-Veo, veo

-Que ves?

-Una cosa

-Qué cosa?

-Un pibe lindo
-QUE?, deja de fichar – dijo la pequeña

-Se fue lejos

-No, ahí está volviendo. Se sentó al lado nuestro- dijo entre risitas nerviosas

-Bueno, sigamos jugando. Color naranja

Veinte minutos más tarde, el tren no aparecía. El pibe se reía del juego inocente. Del “no señales a la gente” de la más grande, de la risa de la más chica…

            – Decile que juegue con nosotras

            – No, decile vos

            – Ahí viene el tren

Quien gana el veo, veo?. Nadie, no se. el que ve más-

Se subieron a distintos vagones, pero él se abrió camino entre la gente para seguir jugando imaginariamente con ellas.

Se paró al lado de la colorada. Ellas ya habían cambiado de juego. El ya no disimulaba que no se reía con ellas, no sacaba el celular, y las miraba fijo. Ellas lo miraban reírse. Eran cómplices.

-Ni si , ni no, ni blanco, ni negro

-No lo vamos a volver a ver, no?

-No

-Perdiste

Y se reían, juntos, pero separados. Ellas se bajaron y guardaron el secreto del chico del tren, hicieron como que no sabían de que se reía, pero le tomaron cariño, sin conocerlo, ni hablarle, ni nada, ni si, ni no, ni blanco, ni negro.


Hoy di un salto de lo efímero a lo épico, a lo eterno. No fue cualquier paso, como todo paso incluyo su salto de lo heroico, romántico, a la más fugaz vergüenza (no, vergüenza es robar) pudor, cachetes colorados.

Entre tanta simplicidad y rutina, un salto al vacío de vez en cuando no viene mal. Entre tanto molinete, escalera y gente que corre… encontrar una sonrisa, no viene mal.

Veo, veo que estas dormido y no te vas a despertar.

Así tendría que haber sido. Dejarlo escrito en un papel y puf esfumarme. Ah no, un día mi vieja me dijo el mundo es de los valientes y como ese día me arme de coraje, ya no importaba sufrir una segunda derrota… Allá vamos.

Me senté al lado del pibe del tren, el que no me parecía lindo pero que un día me hizo sonreír, un día que estaba de mal humor, ya no me acuerdo porque. En realidad, me reía de que él se reía de mi juego con mi hermana, para matar el tiempo. Y su sonrisa era linda y yo necesitaba algo que me levantara el alma, el día que ya me había encontrado derrotada en su comienzo. Así que, le hable cuando se despertó. Creo que tartamudee, y casi llore, después sonreí, sentí vergüenza y me quise ir. Típico mío, tirar la piedra, esconder la mano y todo lo demás.

Estaba sentada al lado del chico de la sonrisa linda, diciendo cosas sin sentido:

-Tuve un mal día, muy malo, todo me salió mal, y te vi. Me acorde de que vos te reíste de mi hermanita y nuestro juego.

Si, era yo.

-Y necesitaba que alguien me haga sonreír. No sé porque te estoy hablando, perdón. Estabas durmiendo. Estoy colorada?… no para, no me digas porque me pongo más colorada.

-No estaba durmiendo

-Perdóname, no sé qué hago acá, seguro después me arrepienta. Pero te vi en Retiro y pensé …

-No pasa nada

-Mi hermanita quería que jugaras con nosotras

-En serio? Me vieron reírme?

-Sí, me dijo que te pregunte si querías jugar, pero me dio vergüenza y ahora estoy hablándote porque sí.

-Las vueltas de la vida

-Si… bueno, me voy a bajar. Un gusto

-Un gusto.

Creo que me fui casi corriendo, no existe color para describir mi cara. En mi huida, choque contra una persona, dos asientos y un pasamanos.

Esa es la historia. No sé si el flaco se va a acordar de mí o si pensó que estoy completamente loca, pero hablarle, tomar valor solo para sentarme al lado de él, me hizo sentir mejor. De alguna manera, no sé cómo. Pero lo vi sonreír otra vez, medio entre dormido, y me pareció particularmente lindo. No sé porque no me importo su nombre, ni nada. Tampoco le dije “hola “o “chau”. Le dije lo que le quise decir, la verdad es que nunca le hable a un desconocido, porque sí. No sé si eso era lo que le quise decir, era más bien lo que me salió. Así como una explosión de adentro. Esas ganas de no conocerlo y sentir que lo conocía desde quien sabe qué tiempo.

Y no jugamos al veo, veo.
Quién sabe si nos volvemos a encontrar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s