Que hubiera pasado si…

No somos de los normales.

Creo que nos conocimos en otra vida, y que nos encontramos cuando nos teníamos que encontrar, así como algún día nos conocimos porque nos teníamos que conocer.

A veces, es decir, siempre, digo nunca NUNCA entendemos los tiempos que no nos pertenecen, yo me olvide de vos, vos de mí. Con suerte me acordaba tu nombre, pero nunca me olvide de tus ojos, creo que te inventaba nombres.

Cinco años atrás, el primer día de la primavera, me arrastraron a una fiesta, resultaba que era en tu casa. Yo no estaba lista para vos, y que hubiera pasado si…

LA peor pregunta de la historia de las preguntas: que hubiera pasado si?

Estaba en otra, había mucha cerveza, y yo no tomaba porque no me gusta. Me dieron un vodka con jugo, y a duras penas lo tome, como no cene… bueno, hizo su efecto. Vos nos abriste la puerta, me acuerdo que tenías una bombacha de campo, no lo pudo evitar… si te mire. Te mire los ojos.

Vos me miraste pero cerraste la puerta y te fuiste.

Estábamos adentro de tu casa, mis amigas y yo, sentadas en un escalón, pensando en que nos queríamos ir. Viniste con un tequila, te sentaste al lado mío. Me miraste y me desafiaste a hacer un shot con vos.

Porque no?

Y te fuiste arrimando, de repente, tenía tu brazo en mi hombro… te mire a tus ojos y te dije: “tengo novio”. Me preguntaste porque no estaba ahí conmigo, te dije que estaba de viaje, pensaste que te mentía. Seguimos hablando pero no me acuerdo mucho más que eso.

Cinco años más tarde, bajo el efecto de alguna que otra sustancia, estabas sentado en un banco en la parte de afuera de un boliche, yo estaba preocupada llamando a alguien qué no iba a contestar; bajo el efecto de lo mismo, o en peor estado, mareada (que hubiera pasado si…)

Te mire, como la primera vez, me miraste y no te acordaste.

Éramos otras personas. Te invente un nombre y te dije que te conocía, me dijiste que no te llamabas así. Me puse colorada, me di vuelta pensando que capaz me confundí de persona. Empecé a caminar, venias atrás mío y no te vi. Pero me di vuelta y estabas ahí, y te dije tu nombre y tú apellido, el verdadero. Sonreíste. Tenías cara de nada antes. Si, nos conocíamos. Y yo ya no estaba de novia.

Creo que así tenía que pasar. Pero podría no haber pasado, que yo te hable, que me equivoque, que me sonrías, que te acuerdes, que me des la mano, que nos sentemos en un banquito y así… podría no haber pasado nada. Y nadie nunca hubiera contado esta historia. De hecho, podríamos no habernos cruzado

Y que hubiera pasado si…?

No es normal que cinco años más tarde, y dos días después de reencontrarnos planeemos irnos de viaje en moto lejos, pero juntos. No es normal. No somos normales, pero nos conocemos de otras vidas, y vos tenes lo que yo quería. O lo que necesitaba.

Cinco años, no entiendo el tiempo. Pero no espero tus mensajes, solo llegan. Yo no te busque, y vos no te acordabas de mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s