con vos, no sé

– Che, y qué onda ese pibe?
– No se

No tengo idea, porque lo miro y no sé nada, y no llego a su lado profundo, pero me asusta haber visto su profundidad y que me pareciera superficial, o capaz no le preste atención. Entonces es un “no sé”. Porque tampoco es un capaz, es un “no sé”. Y él no se es casi como decir nada. Mi papa siempre me dice que (cuando voy a comprar algo) si pienso que es un no sé, es más un no que un sí. Y yo no quiero un no. Me gustaría un sí. Pero capaz el problema no es el juego, el problema capaz es el jugador, o el problema soy yo. No sé.

Y empiezo a maquinarme con estas mil dudas, de que no se si un día te vas a poner a bailar debajo de lluvia conmigo, o si un día  me vas a abrazar como a mí me gusta, porque no sé qué sabes de mí, no sé si te gusto, no sé si me gustas, no sé. No sé si alguna noche  que me veas mal entiendas que lo que me pone feliz es hamacarme, o mirar las estrellas, o cantar alguna canción un poco borracha, un poco mareada de Sinatra. No sé si sabes que me gustan las cosas que parecen de película en blanco y negro, no sé si un día voy a saber que te gusta, solo sé que no nos gustan los mismos gustos de helados y que no me causan gracia tus chistes, y hay días que no me gusta cómo te vestís.

No sé si lees lo que escribo, no sé si me gusta la música que te gusta, no sé si podes acariciar hasta mis huesos, o no sé si viste el lunar de mi clavícula, o el de mi pierna izquierda, no sé si te gustan las pequitas, no sé si sabes que escribo lo que me pasa, no sé si podes entender que no te entiendo de a ratos, no se mirarte a los ojos por mas de cuatro minutos, no sé si me gusta tu corte de pelo, pero lo peor de todo es que no sé si me gusta tu profundidad superficial.

Por si no te diste cuenta no tengo nada en claro y capaz es culpa mía, no sé. Pero puede que sea culpa tuya. No estamos ayudando mucho. No sé qué es esto y no se a que estamos jugando, puede que sea  el momento incorrecto para las personas correctas, o capaz no somos los jugadores que tenían que jugar o puede que nos falten jugadores. En muchos sentidos, no sé. Pero quiero saber.

Es una declaración de duda.

Te lo gritaría en la cara, pero tener la charla me asusta y yo no la voy a empezar, así que no sé, fíjate vos. Cálmame el alma un rato, llévame a la heladería y me das un beso en la frente, agárrame la mano sin que me dé cuenta, y decime que te gusta mi ropa, porque no la tiene nadie más; pregúntame si tengo sueño y préstame tu hombro para cerrar los ojos, sentémonos en un banquito a mirar cómo se sacude un sauce llorón, y acaríciame el pelo cuando se vuele con el viento, dame un beso contra el auto, hagamos sonar una alarma y corramos un rato, hamácame la vida, y déjame andar descalza, decime algo que sea cursi pero que no suene pegajoso, cántame un canción con tu guitarra, hace bailar mi espíritu, sácame a bailar en un lugar donde nadie nos mire, y tararéame un lento en el oído, regálame piedras de colores, explícame las cosas que no entiendo. Despertarme un domingo y antes de irte prepárame un café con leche con 3 de azúcar, la cuarta cucharita no va a hacer falta. Capaz necesitabas instrucciones, para que me olvidara de los no sé.

Lástima que no las vayas a leer. Creo que no pido mucho, pero con vos, no sé-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s