aceptar y merecer

Resulta que hace un tiempo resuena, retumba en mi cabeza esta frase que una amiga me repitió hasta el cansancio, porque es fanática de una película que deja como reflexión esta oración:

“aceptamos el amor que creemos merecer”

Pensaba en esto cuando escuchaba las historias que distintas personas me contaban. Historias en donde había dolor, y poco amor; exigencias, peleas, discusiones sin sentido, y una lista de sentimientos desagradables, difícilmente esas personas deseen eso. De hecho, las personas que me contaban estas historias no se merecían este tipo de amor que recibían.

Estaban pagando alguna culpa? Recibiendo lo que se merecían? Era el karma el que obraba?

Conozco a las personas que me contaban estas historias, y me puse a pensar que quizás nos consideramos poca cosa, y que por esto, nos merecemos poco amor.

Pero algunas historias me hicieron darme cuenta de lo ciegos que estamos … Es una locura pero estas historias se reunieron sin querer en el jardín de mi casa, en una noche de verano. Yo solo miraba, y escuchaba.

Ella pensaba que no era suficiente para nadie, que se estaba confundiendo. Que la estaban boludeando, y el pibe le daba mensajes cruzados… bueno, en realidad ella lo veía así. Entonces, resumidamente, un día bajo la persiana, le cerró las puertas, tapo todas las ventanas, y hoy no hay espacio para este pibe en su interior, por lo menos no de la forma que a él le gustaría. EL, tenía miedo, ella era (o le parecía) mucho para él, para cualquiera ante sus ojos; jamás encontró las palabras, el momento o la forma para decirle exactamente eso, ella era demasiado, y demasiado era lo que el sentía por ella, demasiado era el miedo a perderla, demasiado el miedo al rechazo, demasiado el miedo a no ser suficientemente bueno. Se quedó callado, dijo algunas cosas que ella no entendió, las decía en voz baja, para adentro casi… el día que se animó a gritarlo, el día que tomo valor, ella ya había amurallado todo lo que la rodeaba.

Nunca se dieron cuenta, que eran de esos que uno ve y dice “yo quiero algo así para mi vida”; nunca se dieron cuenta que podían tener las conversaciones más bizarras y las más profundas, que eran amigos y que se amaban y que no, no estaban confundidos. Eso era amor.

0359fbf54e09a65ddb4731ce38f8a911

La otra historia llego a mi casa llorando, ella dio lo mejor de sí, porque amaba a este ser y lo amaba a pesar de todo, y todo era realmente mucho para cualquiera; pero no para ella, porque el valía la pena. Y lloraba porque ella estaba segura que merecía ese amor y lo estaba perdiendo, lo perdía porque … no sé porque, ella creció y el también; ahora crecen separados. Ella esta tratando de sostenerse de algunas canciones, películas, meditación libros, series, y lo más importante la familia, la que uno no elige y la que la acompaña desde que la vida lo decidió. Quizás ese es el verdadero amor que sin duda nos merecemos y aceptamos sin miedos.

Pero me pregunto, cuantas veces habremos rechazado el amor que si nos merecíamos por estar ciegos, por no ver, por creer que ese amor no era nuestro tipo, no era lo apropiado, no estaba al alcance de nuestras expectativas, no era alto como esperábamos, no era el ideal que teníamos en mente? Cuantas veces nos dimos cuenta tarde?

Quizás es tiempo de vestirse para tener éxito, luchar contra nuestros prejuicios, y medirnos con una vara lo suficientemente justa como para entender que todos merecen amor-

Quizás es tiempo de aceptar que si sos lo suficientemente bueno/a, para el/la que desee y se anime a conocerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s