Hay piel o woodstock

Estas cambiando de piel, mientras escuchábamos al tipo del afro con anillos en sus manos, ese que justo cuando lo mirábamos hacia delirar a multitudes, con su guitarra, ese que más tarde la iba a quemar, era zurdo y su guitarra no era especial.  En ese momento no estábamos acá.

El sol de las cinco de la tarde te pego de lleno en la cara, te acostaste en la cama, y me leíste las cosas que alguna vez escribiste, que alguna vez escondiste. Los ojos te ardían, te ponías colorado y te reías. Te empecé a arrancar la piel. Los dos sabíamos que era un camino de ida.

Sos Woodstock en mis días.

Miras distraído y los ojos te cambian de color. Estas mutando, estas mudando, y yo no se si te voy a querer con otra piel.

No sos mío, no sos de nadie

No soy tuya, soy mía.

A vos te tiembla el cuerpo si me acerco, temblas si me alejo.

El tiempo con vos es distancia y cercanía, es nada, es todo. El tiempo no existe, el tiempo no pasa, el tiempo no para.

No somos nada, somos todo. Somos silencio, somos música. Somos rio, somos sol. Sol en tu cara, sol en tus ojos.

Y resulta que estamos hace dos horas girando n el mismo lugar y no nos asfixia, no nos ahoga, las paredes no nos aplastan, el espacio se agranda.

No entendemos mucho lo que pasa pero dejamos que esto siga y se van dos horas más. Ya no hace falta que te pida que me pases a buscar.

Yo sigo tu ritmo, vos llevas el compás. Ya nada importa, los demás están de más.

Escribo esto y  me pongo a pensar si te deje el papel en su lugar, porque escribo cosas en papelitos que voy dejando por ahí, y hoy te regale uno de los que encontré guardados en mis bolsillos.

Pastel de papas, helado de tramontana, dulce de leche en la cama.∇

Yo no pido nada y nada das.  Lo bueno es que el sol nunca se va.

No nos miramos a los ojos, yo no me quiero enamorar. Ya vi tu alma, y todo lo que hay atrás, ese es el problema… a mí me gustan los recovecos, los rincones a donde nadie más puede llegar, deja de mostrar lo que sos, deja de ser vos, me voy a asustar.

Me sacudo tu piel de mi ropa, sacudo tu piel vieja, te doy tu remera, me levanto del lugar donde el tiempo parece no pasar, abro la puerta, es un espacio cuadrado donde no entra nada mas.

Abrime la ventana, quiero respirar.

Ponete la piel.

No me quiero enamorar.π
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s