Un blues cortito

Un dia lloraste porque hiciste todo mal, de las cosas que odiarías que te hagan, esas cosas las hiciste todas una noche, poco te importo todo.

Un día te vestiste de color azul porque hay días que sos azul. Hay días que pareces un trapo. Este día estabas tan triste, tan azul, tan trapo.

Un día pensaste que eras demasiado poco.

Un día no bailaste ni cantaste. Un día lloraste.

Ese día azul, descubriste cosas increíbles.  Una persona te enseño a moverte de manera rara y llamar eso baile, otra persona te dijo que tenías que sonreír porque te quedaba más lindo, otra te dio un abrazo tan fuerte que sentiste que te iba a desarmar, después te explicaron muchas verdades, te enseñaron. Y aunque te cuesta entender, aprendiste.

Ahora bailas raro porque si, incluso sin música, sonreís sin motivo aparente, abrazas cuando saludas, y perdonas perdonándote.

Lo lindo de cuando estas azul es que dejas que te enseñen y te acaricien el alma las personas que siempre te aman.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s