Buena suerte

Imagen
Un día cualquiera

Imagen

 

Imagen

Imagen

 

No tenías que quedarte despierto, no tenías que tener insomnio, no tenías que pensar tanto, no tenías que no escuchar la alarma y mucho menos quedarte dormido, tampoco tenías que olvidarte el día anterior de imprimir las cosas para la facultad…
No tenías que quemar las tostadas, tampoco tenías que desayunar tu café con leche para ver si te despertabas de una vez, no tenías que perder tu zapatilla debajo de la cama y encontrarla media hora después de buscarla sin parar, no tenías que descubrir que no tenías ropa limpia, no tenías que ponerte la remera que tiene un agujero, no tenías que salir tarde de tu casa, básicamente.
No te olvides que no tenías que perder el tren ese que paso delante de tus ojos, tampoco tomarte el siguiente, porque claramente no tenías que llegar tarde…
No tenías que comprarte un segundo café en la estación, para ver si este si te despertaba
No tenías que. Solo te paso


No tenía que colgarse leyendo un libro, porque le parecía atrapante, no tenía que seguir un capítulo más, no tenía que dormirse tarde, no tenía que repasar para el parcial, no tenía que dormir una hora más porque quería repasar para el parcial, no tenía que tardar una hora en decidir que ponerse, ni esperar media hora a que el tipo del noticiero le dijera si hacia frio o no, no tenía que darle de comer por segunda vez al perro, resulta que es colgada y se olvida si lo hizo, no tenía que olvidarse en donde había guardado ese tapado que es calentito, no tenía que salir de su casa sin tomarse su café con cuatro de azúcar, no tenía que darse cuenta que se había olvidado los resúmenes hasta que llego a la estación, no tenía que darse vuelta corriendo, viendo cómo se iba el tren, porque ella lo había dejado todo en su casa.
No tenía, solo le paso


Tenían que chocarse, a ella se le cayeron los apuntes, a vos el café. Ella puteo al aire, vos puteaste a su madre. Te miro con la mirada de fulminante que le tira a la gente que le genera odio, la miraste con la cara de preocupación porque ibas a llegar tarde.
Podría decir que se quedaron ahí charlando de la vida, le pediste perdón por el insulto, ella cambio la cara, que en la estación encontraste el amor de tu vida, que no lo podes creer. Ella dejo de preocuparse por el parcial, por repasar, si total se iba a final, a vos ya no te importo llegar tarde, que tu remera este rota, y darte cuenta que tenías una media de un color y otra de otro…
Pero no paso, porque no tenían que mirase amablemente, reírse de manera torpe, pedirse perdón, ni ponerse colorados, continuaron con sus caras de amargados y sus vidas no cambiaron.
Lo peor de todo es que te había parecido linda hasta con su cara de odio, lo peor de todo es que a ella le parecieron graciosas tus medias, lo peor de todo, es que ahora están en el mismo tren arrepintiéndose de no haberse hablado.
Sus vidas, hoy no cambiaron.

Buena suerte la próxima

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s