El fracaso y las bicicletas de la vida

 Beck – Loser

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

“El fracaso fortifica a los fuertes.”

Antoine de Saint-Exupéry

“Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor.”

Samuel Beckett

“Un fracasado es un hombre que ha cometido un error y no es capaz de convertirlo en experiencia.”

Elbert Hubbard

“La vida del hombre es interesante principalmente si ha fracasado. Eso indica que trató de superarse.”

George Clemenceau

Esta semana me persiguió la palabra “fracaso”…

Resulta que tengo envidia de los niños de 4 o 5 que saben andar en bicicletas sin rueditas, esas que no son fijas. He aquí mi primer gran fracaso, con veintiún años no se andar en bici… soy una fracasada por esto? ¿Porque no se andar en este transporte de dos ruedas? La primera vez que me subí a una termine con la rodilla abierta, y lo único que brotaba de la misma era sangre.

Pensé que quizás la forma de definir el fracaso, la más sencilla por lo menos, era con un ejemplo, este simple ejemplo… pero el FRACASO nos asusta, solo la palabra nos genera miedo, entonces como definirla? Como explicar el hecho de que nunca más lo intente?

Siempre que algún término me acosa, como este caso, busco su definición en algún diccionario y a pesar de que nunca me satisface , me ayuda a interpretarlo. Eso hice en este caso, con lo que me encontré fue lo siguiente “Caída de una cosa con rompimiento / Suceso lastimoso, imprevisto y funesto /Malogro”; mientras que un fracasado es “la persona desconceptuada por los fracasos sufridos en sus actuaciones, aspiraciones e intentos”, en tanto verbo hace referencia a “destrozar, hacer pedazos una cosa/ Romperse / Frustrarse”… Leí todas estas definiciones y entendí que el verdadero motivo de mi fracaso fue ni más ni menos YO, mi rodilla destrozada y mi poca fe en mi misma.

En ninguna de las anteriores enunciaciones aparece la palabra miedo… no volví a subirme a una bicicleta por mi miedo, no me gusto la caída, no me gusto la sangre, no me gusto el dolor… pero lo más importante no tuve el coraje, la valentía, de volver a intentar, de persistir, de pedalear  hasta destrozarme, romperme, y todo porque me frustre. Me frustre sin intentarlo una, dos, tres veces más, las necesarias como para aprender… Mi caída no me enseño, solo me asusto y ahí me quede, con mi miedo y un tremendo golpe. No entendí, en ese momento que a veces se aprende a los golpes, de las caídas, de las lastimaduras… llore de dolor y mantuve el mismo. Me guarde el miedo, me olvide de que capaz podía hacerlo si creía en mí. Pero no.

El fracaso NO EXISTE. Solo existe nuestro miedo a seguir intentado hasta que duela, hasta destrozarnos, porque el verdadero miedo es ese rompernos en el intento. Pero si solo lo intente una vez, no puedo hablar de un real fracaso… el verdadero fracaso fue que deje que el miedo me ganara.

Quizás la solución a ese miedo es aprender a caer, a golpearse y rodearse de gente dispuesta a tendernos la mano cuando caigamos, desinfectarnos las  heridas, y empujarnos a no dejar de intentar, pero por sobre todo debemos aprender a creer en nosotros mismos, a persistir, a luchar, a cruzar tormentas para llegar a donde sea que deseamos, a pedalear sin miedo a la caída, a la torpeza propia y a reírnos luego, sin olvidar nunca que no dejamos de intentar .

Sé valiente.

PD: Uno de estos días me vuelvo a subir a una bici (una que no sea fija)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s